Hemos adaptado nuestra forma de escribir y comunicarnos, debido a la necesidad de aumentar la velocidad de nuestras comunicaciones, decidimos acortar palabras y frases de tal manera que para el no acostumbrado se hace muy difícil seguir el hilo de la conversación. Ésta nueva forma de escritura está muy extendida para uso interno de amigos y compañeros, pero ¿nos entienden fuera de esos grupos?

Cuando tenemos que comunicar algo al mundo exterior, chocamos con la ininteligibilidad, es decir, no nos entienden. Es posible producir rechazo y una primera imagen de incultura, además de provocar incomprensión. Todo lo contrario a lo que deseamos.

Redes sociales.

El fundador de Facebook está planteando cerrar aquellas cuentas de su red social en las que aparezcan textos con faltas de ortografía graves.
Zuckerberg lo justifica al considerar que Facebook es más que una red social y debe implicarse en el fomento de la educación y la lucha contra el analfabetismo.

Errores gramaticales.

Los errores gramaticales te quitan credibilidad y generalmente los lectores pierden interés por el texto, llegando al extremo de perder suscriptores.

Un problema mayor lo puedes encontrar si optas a empleo público. En las oposiciones se tiene muy en cuenta las faltas de ortografía.

Unas 200.000 personas optaron a unas 20.698 plazas de profesores de secundaria, F.P. o escuela de idiomas (una de las mayores ofertas de trabajo público desde la crisis). Con sorpresa, el 9,6% de ellas, quedó vacante

Algunos problemas pudieron ser:

-Contestar largo y tendido sobre algo que no se preguntaba.

-Acortar palabras (“tb”, “xq”).

-Expresiones adolescentes coloquiales (“en plan”, “rollo de”).

Datos recogidos de Elpais.com

Test de ortografía ¿estás preparado para opositar?

Escribir correctamente es posible.

Leer sin prisas, entendiendo el texto y fijándose en las palabras.

Buscar en el diccionario el significado de las palabras que no entendemos, su significado en el contexto y jugando con sinónimos y antónimos (para eso, nuestro idioma es muy rico).

Escribir sin corrector automático, que nos la señale, para evaluarnos y corregirnos.

Consultar y practicar con guías de ortografía gramatical.

Paciencia y constancia, cada vez que nos equivocamos, aprendemos.

No dejarlo para mañana, hoy es un buen día para empezar. Tenemos los medios, las ganas son las tuyas.

[amazon box="8440075723, 8467005009, 8415218621, 8497787501" grid="4"]

Videos

Gracias a Daniel Gabarró, he aprendido mucho.
Gracias a Aprende, muy entretenido y didáctico.

Gracias a La Lengua Moderna, aprendemos con humor.